Opinión: "Clausura del amor". Acabemos de una vez con esto.

Por Juan Carlos Urrutia

“Acaba de una vez, de un solo golpe”. Ese es el ideal, por así decirlo, que algunos esperamos cuando sabemos de la inminencia de una ruptura amorosa; acabar de tajo, no mirar atrás, acabar con todo en un instante, sin recordar, sin pensar, sin sufrir. Tener la esperanza de que tras el trago amargo correremos rápidamente sin voltear y que en algún punto en ese camino que recorremos a toda velocidad, el dolor habrá desaparecido y los recuerdos se habrán esfumado. Otros en cambio, en una vocación que podría interpretarse como masoquista, consideramos un privilegio el poder tener esa última charla frente a frente con el ser al que amamos y que nos amó (o nos ama o amamos aún); ese momento en que decimos adiós, en el que despiadadamente hacemos añicos al otrora “amor de la vida”, en el que una parte de nosotros se aferra con todas sus fuerzas a algo que ya se fue, a alguien que ya no existe; de ese momento habla“Clausura de amor”.

Bajo la dirección de Hugo Arrevillaga y, basados en el texto de Pascal Rambert, Arcelia Ramírez y Antón Araiza nos entregan 90 minutos de furia, de pasión y talento. “Sangre, sudor y lágrimas” nunca vinieron tan ad hoc para describir un trabajo de dos actores que no solamente se apoderan del escenario, sino que literalmente no sueltan al público en ningún momento. Víctimas y victimarios, todos hemos jugado ambos roles. El victimario, decidido, seguro, frío, toma vuelo y comienza a exponer los argumentos que lo llevan a tal determinación; nadie lo puede detener, se le acabó el amor y es preciso que expulse toda la frustración acumulada. La víctima por su cuenta aguanta, no se quiebra, siente que se desmorona; pero aguanta. Y cuando le toca el momento de réplica, es cuando nos damos cuenta de que el adiós no será sencillo.

Antón Araiza impacta con una actuación impecable, sólida. Tal cual lo demanda su personaje no nos da respiro, no hay duda cuando se cree tener la razón,  una masacre sin tregua que lo deja exhausto. Sobre el trabajo de Arcelia Ramírez solamente quisiera decir que se apodera por completo del público. Sí, el personaje y el texto van directo a la yugular; pero la actuación de Arcelia va directo al corazón en el menos cursi y metafórico de los sentidos. No tiene piedad, nunca me había tocado dejar de escuchar los disparos de las cámaras (fue función de prensa) durante tanto tiempo. Si alguien duda que Arcelia pertenece a un círculo muy selecto de mejores actrices del país, no puede perderse este trabajo.

El Foro Lucerna (dentro del Teatro Milán) continúa dando cabida a puestas en escena comprometidas con el público, no solamente ofreciendo trabajos que entretengan a los asistentes sino también propuestas que reúnen grandes actuaciones con textos que traspasan sin duda el momento en que uno se pone de pie y aplaude emocionado y agradecido.

“Clausura del amor”

Lugar: Foro Lucerna (Lucerna 64, esq. Milán)
Horarios: Sábados 21:00 hrs. y Domingos 18:00 hrs.
Costo: $300

"Chicuarotes" - Gael García

Silvia Navarro

Adam Sandler - "Misterio a bordo"

Cassandra Ciangherotti - "Solteras"