Reseña: "Al infinito y más allá" Teatro en corto.

 

 

Por Juan Carlos Urrutia

 

El amor de una madre no tiene límites y la relación madre e hijo es un tema que siempre será emotivo para el público, independientemente del punto que se trate en dicha relación. La Sala 4 de Teatro en corto, en su temporada 11, abre las puertas para presentarnos el drama que se vive entre una madre con una enfermedad terminal y un hijo que lleno de impotencia y dolor se tiene que despedir para estudiar en el extranjero.

Si bien es cierto que en “Al infinito y más allá” seremos testigos de un texto lacrimógeno a través de una historia meramente dramática y no muy novedosa, también lo es que las excelentes actuaciones de Laura Luz (alternando con Lupita Jones) y Adriano Zendejas valen completamente la pena el boleto. Sus interpretaciones realmente llegan a conmover y conectar con el especador. Laura Luz en un personaje muy humano y cercano, le imprime el toque necesario sin caer en sobre actuaciones o interpretaciones de telenovela. Por su parte Adriano llena el escenario de intensidad y emotividad transmitiendo en todo momento el dolor y conflicto de su personaje; además del amor que siente por su madre.

La iluminación es otro punto a resaltar, un punto sumamente importante en toda producción profesional y que en este caso está muy bien cuidada, ayudando a la curva narrativa de la historia.

No te extrañes si al estar formado en la fila de espera de la Sala 4 ves a más de un asistente salir con los ojos enrojecidos o aún llenos de lágrimas. De las preferidas por el público en esta temporada.

 

Galería de fotos

 


Por jodidos y hocicones

"Sacúdete las penas"

Guillermo del Toro - FICG33

Karen Martí