Crítica: "Get Out (Huye)"

Mayra L. Langle.
1-06-2017.

La belleza del séptimo arte radica en la complejidad de sus historias y como, muchas veces, se muestra una cosa, pero en realidad se está diciendo otra, volviendo al cine en uno de los elementos de denuncia más complejo, pues funciona hacia ambos lados, es para y hacia la sociedad. Resulta una gran apuesta por parte del director Jordan Peele, hacer un largometraje denunciando el racismo en un thriller. Una enorme apuesta, con un alto grado de riesgo, pero que al final, ha resultado ganadora.

La ópera prima de Peele, Get Out, nos cuenta la historia de una pareja formada por Chris, un afroamericano y Rose, una mujer caucásica, quienes deciden pasar un fin de semana completo con los padres de Rose, los cuales son líderes de una secta que se dedica a raptar personas negras para que, por medio de una cirugía, otras personas puedan utilizar sus cuerpos. Y aunque la trama nos puede parecer un poco sosa en un principio, quedamos sorprendidos con el desenvolvimiento de los personajes, especialmente de Chris, interpretado por Daniel Kaluuya, quien debuta como actor principal en el cine con esta cinta, y la evolución del tono de la película a lo largo de la misma.

Y si bien, la sutileza en sus personajes no es el fuerte del director, el largometraje si cumple con la magia de los thrillers clásicos, una trama interesante, un ritmo adecuado que va escalándose paulatinamente gracias a la fusión exacta de imágenes con la excelente musicalización a cargo de Michel Abels, quien también debuta en el cine con esta cinta. El largometraje, al igual que muchos thrillers clásicos, funciona como un reloj de arena, dejando caer un granito a la vez y esperando inconscientemente a que llegue el momento de darle la vuelta.

Pareciese que tiene todo para que la película resulte un clásico o termine encantando al público, sin embargo falla en cuestión de guión y arte. Las frases y conversaciones que mantienen algunos de los personajes nos parecen forzadas y, en ocasiones, hasta irreales. Combinando eso con espacios clicherescos, como lo es un quirófano moderno en el cual hay dos velas de piso: sobran, no aportan y resaltan. Perdiendo bastante credibilidad y obligando a la misma obra a bajarse de un nivel que había ganado por todo lo anterior.

Es la poca alternancia de las tramas entre los distintos thrilles lo que hace que el factor sorpresa se vuelva nulo y crea un efecto deja vú en el espectador: sentimos que hemos escuchado esa historia varias veces, que hemos visto a los personajes en otros lados y que hemos vivido aquellos sucesos una y otra vez.

Get Out logra romper con esto y traernos un thriller fresco y del cual se seguirá hablando un buen rato.

Titulo: Get out.
Año: 2017.
Director: Jordan Peele.
Valoración: 3.5/5
 

Por jodidos y hocicones

"Sacúdete las penas"

Guillermo del Toro - FICG33

Karen Martí