Werner Herzog: el cineasta que se comió su propio zapato

  • Alabado por gigantes del séptimo arte, padre del nuevo cine alemán y un visionario que no cedió ante las exigencias de Hollywood.
  • El cineasta alemán presentará su última película a través de MUBI, en donde estará disponible de forma gratuita.
  • Family Romance, LLC, disponible en Mubi el viernes 3 de julio totalmente gratis.

En su última película, titulada Family Romance, LLC (2019), el director germano demuestra su compromiso por hacer las cosas diferentes. La cinta se proyectó en el Festival de Cannes en 2019 y es protagonizada por actores no profesionales. La premisa gira en torno a un modelo japonés de negocios que permite alquilar personas para que sean sustitutos de familiares u otros seres queridos, un fenómeno social que sólo sucede en el país del lejano oriente y que refleja la soledad de una civilización moderna.

El autor alemán celebra casi seis décadas de trayectoria con el estreno mundial en línea de Family Romance, LLC el próximo 3 de julio a través de Mubi, el servicio de streaming con curaduría. Sin duda, se trata de una oportunidad única para conocer por qué Herzog es un artista cuya obra ha logrado cambiar al cine para siempre.

Etiquetado como un director caprichoso y extravagante, Werner sabe abordar cualquier temática. Ya sean volcanes, pinturas rupestres, monjas, enanos, o evangelistas, Herzog no fabrica situaciones sino que su lente nos deja apreciar un mundo mitificado por el poder de la imagen.

Un esclavo del perfeccionismo que para expresar sus ideas llega a puntos extremos y debatibles. Por ejemplo, durante el rodaje de Aguirre, la ira de Dios (1972) mandó a su equipo a arrastrar un barco en una colina; en el filme También los enanos empezaron pequeños (1971) se lanzó a un campo de cactus para compensar lo que su elenco pasó, y en el documental La Soufrière: esperando un desastre inevitable (1977) expuso a la producción a una erupción volcánica.

Su sentido visionario alejado del comercialismo y descontaminado de las manos de Hollywood le permite escribir o documentar personajes con un fuerte sentido de la búsqueda de la identidad. Todo ello a través de un presupuesto limitado, estética cruda pero realista y situaciones que sólo podían nacer de su genio creativo.

Herzog es auténtico fuera y dentro de las filmaciones. Para pedirle matrimonio a su primera esposa caminó más de mil kilómetros, durante una entrevista una bala perdida lo hirió y siguió como si nada pasara, y además le dijo al documentalista Errol Morris que si llegase a finalizar la película Las puertas del cielo (1978) antes del tiempo establecido, se comería su propio zapato; Morris lo consiguió y cumplió su reto.

Trailer "Family Romane, LLC"