Reseña: "Entre nosotras", un retrato muy bello y realista del amor

Por: Melanie M. Pérez Aparicio

Entre nosotras es la historia de Madeleine (Martine Chevallier) y Nina (Barbara Sukowa), dos mujeres de la tercera edad que frente a los ojos de los demás son simplemente vecinas de departamento, sin embargo, en la intimidad mantienen una relación amorosa que ha existido desde muchos años atrás. Ellas han decidido esconder su amor por el temor de Madeleine a ser juzgada por sus hijos, que aunque ya son adultos podrían no aceptarlo, y de pronto todo dará un giro inesperado cuando un derrame cerebral atenta contra su salud.

Bajo esta premisa está planteado el primer largometraje de Filippo Meneghetti, quien ha decidido arriesgarse por un tema poco explorado en el cine, y no, no me refiero al lesbianismo, porque ese sí que lo hemos visto bastante, más bien al lesbianismo en personas de la tercera edad, lo cual le da a esta cinta muchas posibilidades de ser abordada. Si crees que con la sinopsis anterior ya te he contado la película, olvídate que eso es apenas el comienzo porque esta historia transita por diferentes temáticas que le dan un aire universal.

Sin duda el amor homosexual ha sido plasmado en un sinfín de cintas, la historia de jóvenes luchando por rescatar su amor mientras salen del closet esperando ser aceptados por sus padres abundan en el cine... pero aquí tenemos todo lo contrario: dos mujeres adultas, entrando en la etapa de la vejez que ocultan su amor a las generaciones más jóvenes, esa generación que podría pensarse que está más abierta a la diversidad, sin embargo la situación es difícil pues se trata de los hijos de la protagonista quienes deberán afrontarlo, y es verdaderamente cruel mirar a una mujer que no se atreve a encarar a sus hijos y decide esconderse muy a pesar de su felicidad.

Por otro lado el personaje de Nina es una definición gráfica del amor. Alguien que lucha por buscar la felicidad, por encarar a todos y vivir con orgullo una historia de amor que parece que les ha sido negada. Ella, la vecina de enfrente que busca ávidamente el contacto con el amor de su vida que le es negado por una hija asustada.

Si bien la mayoría de la historia transcurre en los departamentos de estas dos mujeres -son pocas las escenas filmadas en exterior- hacen el escenario perfecto para retratar la personalidad de ambas y fungen como metáforas de algo más allá que no nos dicen pero que estoy segura el inconsciente captará. El hecho de situar frente a frente las puertas y estar separadas apenas por un elevador puede ser una clara referencia a la doble vida que llevan nuestras protagonistas, el breve pasillo es el camino que las separa de estar juntos mientras que el elevador es la entrada para las personas ajenas a ellas que irrumpen en esa paz y armonía que han construido juntas. Al adentrarnos en los apartamentos miramos que estas mujeres son totalmente opuestas, Madeleine es más recatada, algo sumisa, tierna y muy ordenada, Nina es más bien fuerte, rebelde y fresca, más despreocupada, pero esto sólo las hace complementarse mejor.

Seleccionada a Mejor Película Internacional por Francia en los Oscar, esta cinta es muy sobria, tranquila, lenta, pero jamás aburrida ni monótona, Meneghetti con la colaboración de dos escritores más, Malysone Bovorasmy y Florence Vignonha en el guión, han sabido trabajarla perfectamente añadiendo dosis de tensión que de pronto la transforman en una especie de thriller psicológico, sin embargo jamás suelta la dulzura de la historia que está reflejada desde la música hasta los colores. Aquí se pone sobre la mesa situaciones que se salen a veces por completo de nuestra mira pero que al detenernos a observar nos damos cuenta que son situaciones que están pasando todo el tiempo. Es también una ventana de esperanza para todos aquellos que creen que la vida en la tercera edad está llegando a su fin o debe ser sinónimo de resignación, pues aquí es apenas la oportunidad perfecta para todo lo que quizás no te atreviste a hacer, nos deja ese mensaje de buscar la felicidad y construirla cómo mejor plazca.

Por otro lado también expone la posibilidad de desprendernos de la idea de mamá (o papá) como una persona cuya vida gira entorno a los hijos, nos hace reflexionar qué pasa cuando su labor de crianza termina y deciden continuar con una vida que pausaron por vivir la nuestra. ¿Estaríamos dispuestos a todo por verles felices?

Al final, este largometraje termina siendo un retrato muy bello y realista de lo que puede ser el amor: lucha, fortaleza, enfrentarse, ser, vivir, cuidar, aferrarse, conseguir, crecer, aceptar.

 

Tráiler de "ENTRE NOSOTRAS":

 

Dirección: Filippo Meneghetti. Duración: 95 minutos. Guion: Malysone Bovorasmy, Florence Vignon y Filippo Meneghetti
Producción: Co-production Francia-Luxemburgo-Bélgica; Paprika Films, Tarantula, Artemis Productions, VOO, BE TV, Shelter Prod. Fotografía: Aurélien Marra. Música: Michele Menini. Reparto: Barbara Sukowa, Martine Chevallier, Léa Drucker, Jérôme Varanfrain, Hervé Sogne, Eugenie Anselin, Véronique Fauconnet, Aude-Laurence Clermont Biver,