Homo Box Machina: Ensayo Escenotécnico sobre el placer

Por: Zulay

“Homo Box Machina: Ensayo Escenotécnico sobre el placer” una experiencia multisensorial llevaba a cabo por el Colectivo de diseñadores Engranaje Invertebrado y la compañía El Rinoceronte Enamorado, más de cuarenta personas en total se encargaron de crear esta bizarra y maravillosa puesta en escena que es como ninguna otra. Daniel Primo y Caín Colorado fueron los encargados de la dirección escénica, la iluminación y el diseño escenográfico. 

 

En esta obra poco convencional, el elenco consiste en su mayoría en herramientas visuales como proyectores, persianas, sonidos, luces, y aunque vemos personas de vez en cuando fungen como responsables de estas herramientas. Esta obra puede causar confusión y dudas internas, hará que el espectador se sienta incómodo y atraído al mismo tiempo por diversos sonidos e imágenes, estímulos sensoriales que se quedan en nuestro subconsciente y son difíciles de racionalizar. Hay algo importante de aclarar, esta obra no es para racionalizarla, para intentar explicarla dentro de moldes de la lógica o darle un sentido anecdótico, convencional. 

 

No, esta obra es para el subconsciente humano, para digerir lentamente en sueños, procesar las diversas sensaciones que tendrá en cada persona que la experimente. Las imágenes, sonidos y estímulos por un lado despiertan deseo, por otro lado, lo cuestionan. ¿es válido cuestionar nuestros deseos? Preguntarnos de dónde vienen, cómo los afecta el mundo exterior, por qué están directa e indirectamente empapados de violencia. La violencia que es vivir en un mundo como este, donde el consumo nos consume, donde las personas nos transformamos en objetos comestibles, capitalizables. Nos fundimos en redes electrónicas y dejamos de ser humanos. ¿o no?. 

 

Cuando entras al Teatro a ver Homo Box Machina, estás inadvertidamente entrando a otra dimensión, a una dimensión extrañamente familiar pero imposible de comprender; la dimensión de los sueños, donde la realidad se presenta con una claridad que enceguece y hace que solo veamos partes pequeñas dentro de la gran imágen. Homo Box Machina es un extraño espejo del subconsciente, estoy convencida de que ninguna persona va a tener la misma experiencia cuando entre a esta dimensión, en este viaje colectivo, se vuelve individual lo que ven y perciben nuestros ojos, nuestros oídos, nuestro cerebro y nuestro corazón. La obra cierra con una cortina roja que en sus ondulaciones nos recuerda a una vulva, en medio palabras que nos hacen preguntas, a lado un baterista empapa de caos sonoro a nuestros oídos. Detrás de la calma hay rabia, detrás del deseo violencia. 

 

¿Se puede vivir con miedo y ser feliz?


Si te interesa cambiar de dimensión un rato, la obra, con una duración de 60 minutos, se estará presentando durante el mes de Marzo, los lunes a las 20:00 en el Teatro del Bosque Julio Castillo - Centro Cultural del Bosque. Puedes adquirir tus boletos aquí: https://cutt.ly/rz4pHsT