"Frances Ha"

Por Tanya Bernal

Director: Noah Baumbach

País: Estados Unidos

Año: 2012

Frances es  una joven de 27 años quien, pese a su edad, decide cumplir sus sueño de ser bailarina en una compañía de danza situada en  Nueva York. Al parecer lleva una vida totalmente apegada al estilo Newyorkino, viviendo con su mejor amiga con quien se mantiene sin preocupación, a pesar de que desea mucho más de lo que tiene. Pareciera ser una historia muy sencilla, sin embargo, es esa sencillez del relato con lo que poco a poco te va adentrando hacia lo más profundo de sus pensamientos tras la idea de perseguir su sueño.

Protagonizada por Greta Gerwig quien es acreedora al Globo de Oro en el 2013 y con obvias razones, ya que logra hacer una interpretación cautivante y personaje tan humano con quien logras conectar y entender más allá de su cotidianeidad. Greta logra inyectarle un sello muy particular a Frances, con un humor y una forma de ver el mundo interesante que te guía a profundizar en la perspectiva con la que decidimos mirar al mundo.

Es importante hablar de Noah Baumbach, ya que esta es una de las muchas películas con al que logra quebrarnos y sacarnos una que otra lagrimita ya que sus personajes terminan envolviéndote en sus emociones. Actualmente es reconocido por pertenecer a la generación de cineastas que está en plena madurez como Wes Anderson, Spike Jonze o Alexander Payne. Si de plano no te suena, seguro lo hará su última película ‘Historia de un matrimonio’ que fue alabada por la crítica y que refuerza el como ha podido cuajar de una forma inigualable todos los elementos que componen sus películas. 

Es interesante y chismoso de nuestra parte mencionar, que la conexión a nivel profesional con Greta fue tan poderosa, que durante el rodaje se enamoró por completo de su protagonista.

Ahora hablemos de la producción, ya que el director nos demuestra que con poco se puede hacer mucho ya que nos brinda uno de los mejores proyectos del movimiento "Mumblecore". Si desconoces el término te damos una empapada: 

El mumblecore es un subgénero del cine que  apuesta por la naturalidad y el realismo más absoluto, desde los escenarios hasta los actores (Que puede que realmente no lo sean). Para ello, el guión no suele ser superficial ni depende de altos recursos, ni contar con efectos especiales para contar una historia, cuanto más se parezca a la vida real mejor. Por lo tanto, se recurre al uso de planos bastante largos y cámara en mano, dando una sensación casi retomando una esencia teatral que te adentra de una forma distinta a la historia. Con este tipo de narrativa es que la conexión con la protagonista es casi innegable, donde, el director de fotografía, Sam Levy utiliza un recurso que con ciertas historias, como esta, incluirlo pareciese casi poético, el muchas veces explorado blanco y negro que sorprende y conjuga con su textura.

Es importante decir que si no estás acostumbrado a un cine que disfrute de estos planos largos y contemplativos ni las historias aparentemente muy sencillas, te costará encontrarle el encanto, reconocemos que es un género que, consecuencia de lo normalizado que está el cine comercial, puede parecer hasta tedioso, sin embargo, te invitamos a que te sacudas los prejuicios y le des una oportunidad. Es difícil contarte más de la película sin soltar spoilers, así que si tienes interés en conocer más, te invitamos a verla desde la plataforma de Netflix.

Trailer "Frances Ha"