"We are young, we are strong"

Por Tanya Bernal

Director:‌‌ Burhan Qurbani
Elenco:‌‌ ‌Jonas Nay, Devid Striesow, Joel Basman, Trang Le Hong, David Schütter
Género:‌‌ ‌Drama‌
Año:‌‌ ‌2014
País:‌ Alemania
Clasificación:‌‌ ‌B‌ 

Una Alemania que ha pasado por la guerra fría y que a la par atravesó por distintas crisis encaminadas a la identidad y la xenofobia. Así es como empieza esta película titulada We are Young, we are strong, la cual nos sitúa en el año 1992 para hablar de Stefan, un joven neonazi, quien está enredado en distintos problemas existenciales, consecuencia de la inclinación política de su padre, un demócrata, y la desaprobación de sus amigos por esta Alemania unificada.

A la par de la historia de Stefan se encuentra Lien, quien es una inmigrante vietnamita que ha logrado conseguir empleo y la ciudadanía Alemana. Por desgracia tiene que enfrentarse a una ola  de discriminación que la mantiene a ella y su familia entre el quedarse o volver a su país de origen.

Una trama marcada por los contrastes, donde queda en evidencia la compleja situación y las distintas problemáticas que atraviesan a los personajes. Es importante esto ya que nos da la posibilidad de ver que más que una situación de buenos y malos, matices que hacen de los personajes y su irreverencia y decisiones, el reflejo de una realidad aún más enredada.

Burhan Qurbani, director de la cinta, toma caminos interesantes a la hora de narrarnos esta historia, empezando por el uso del blanco y negro, mandándonos al pasado, para contarnos como es que irá transcurriendo el día hasta que todo detona y nos da una explosión de color, música, desastre, destrozos, que nos conecta con lo que vemos de forma sorpresiva.

A nivel personal pienso que es una película que le cuesta un poco arrancar y llega a ser pesada al inicio, sin embargo, compensa esto con una manejo de cámara exquisito y decisiones a nivel técnico que  poco a poco te llevan a la angustia, el descontento, la insatisfacción y resuena, porque aunque no conectes con  los grupos radicales o con las minorías presentadas, al final las situaciones vistas aún permanecen en nuestra realidad, se sienten vigentes y eso pienso es el tiro de gracia y el gran aporte de esta película y su narrativa, la gran conexión con una realidad que es difícil mirar a los ojos, una realidad rodeada de descontento, polarizada, violenta, inconforme y confusa.

Una película un tanto cruda que logra resonar y sacudirnos, si tienes interés en verla está disponible en Netflix.

Trailer "We are young , we are strong"