Reseña: “El Purgatorio”, una expiación de las violencias normalizadas

Por: Melanie Montserrat Pérez

¿Qué harías si este fuera tu último día con vida? ¿Lo disfrutarías al máximo o la sola idea de que vas a morir te perturbaría al grado de no poder siquiera procesarlo? Y si murieras ¿qué canción te gustaría que sonara en tu funeral? ¿Lo has pensado? Si tan sólo la idea de violencia nos asustara tanto como pensar en la muerte de algún ser querido o incluso la propia, quizás el contexto actual sería otro.

El Purgatorio, es un proyecto dirigido por Itzel Enciso, que reflexiona sobre las interrogantes anteriores, más que exponer una realidad o dar respuesta a la problemática, detona en el espectador preguntas sobre las violencias normalizadas en los entornos personales, familiares y sociales, invitándonos a dar nosotros mismos con esas respuestas.

A través de una historia de tres amigos que se reencuentran en un funeral, recorreremos diferentes situaciones, contextos, vivencias que, con la ayuda del público  se convertirán en un sinfín de historias que compartimos todos. De este reencuentro se desprenden anhelos, nostalgia, risas, y toda clase de emociones que nos toman de la mano para llegar juntos al purgatorio.  La compañía Borderline Teatro, nos enseña que la expiación de estos llevan a nuestra alma a un estado transitorio de purificación para lograr identificar estas violencias normalizadas de las que nos habla Enciso.

Sin embargo eso no es todo, en poco más de dos horas, acompañaremos a los tres personajes en su andar por esta mezcla de diversas artes: música, teatro, danza y performance, lo cual representa un gran acierto para exponer las violencias normalizadas en espacios íntimos y cómo poco a poco se torna hasta divertida para los espectadores, y es precisamente el sentido de la obra, divertir al tiempo que se hace una crítica al vernos partícipes de este “divertimento”.

Al final es real que el recinto Centro Cultural Carretera 45 sí se convierte en un purgatorio para el público que hará las veces de víctima y verdugo al mismo tiempo. Sin duda, logra poner los sentimientos a flor de piel, se transforma a veces en una fiesta donde todos coreamos una canción, pero también en algo lúgubre que toca el alma.

En El Purgatorio  no sólo pasarás un rato agradable, sino que al término del espectáculo quedarán las interrogantes de qué es lo que ha pasado para vivir los contextos violentos tan cotidianos que escapan de nuestro entender, qué cosas tendrían que modificarse para redirigir nuestros cimientos personales y si estamos dispuestos a llevarlas a cabo. 

Asimismo son de aplaudirse la iluminación de Esaú Corona, este juego de colores que logra ambientes precisos y embriagantes y, la música original a cargo de Julio Raygoza que dan la cereza al pastel. El humor negro presente de principio a fin se logra de una manera limpia, perfecta. 

La obra es escrita y dirigida por Itzel Enciso. Con las actuaciones de Ismael Galeote, Miquel López Talavera y de la misma Enciso. Con la actuación especial y música original en vivo de Julio Raygoza. Se estará presentando hasta el 26 de noviembre en el Centro Cultural Carretera 45 muy cerca del metro San Antonio Abad. Los boletos pueden adquirirse en www.boletopolis.com

Checa la galería fotográfica de "EL PURGATORIO" 

Fotografías por Melanie Montserrat Pérez