Reseña: Siete veces adiós, un musical hecho con el corazón (roto)

Por: Melanie M. Pérez Aparicio

“Siete veces adiós es una válvula de escape para el artista enamorado, un homenaje a cómo el amor ha creado las más bellas canciones y nos ha acompañado a lo largo de nuestras ilusiones y decepciones, mientras intentamos hacer una radiografía de las relaciones en el siglo XXI”, bajo esta premisa la compañía Ola Ke Ase Creativos presenta esta obra bajo la dirección de Alan Estrada, un desafío que pretende romper los paradigmas del amor romántico como se le ha representado a lo largo de la historia.

De la mano de Lamore, una personificación del amor, haremos un recorrido musicalizado donde conoceremos la historia de Ella y Él, dos personas que podrían ser cualquiera de nosotros y que viven una historia de amor como todas las historias reales: cursi, romántica y muy cruda. 

Ella y Él se conocen, se enamoran, se casan y después, como a todos, los alcanza la monotonía, la costumbre y el desamor, entonces mientras celebran su séptimo aniversario, Ella decide poner pausa a su relación. Él no entiende por qué su pareja le ha pedido una distancia, pero después de reflexionarlo decide intentar reconquistarla invitándole a revivir los 7 momentos más significativos -según él- de su relación,  lo que da título al nombre de la obra.

Una puesta en escena hecha con el corazón roto que pondrá a flor de piel los sentimientos de quien se atreva a aventurarse en este maravilloso espectáculo. La idea central de este montaje es poner sobre la mesa distintos contrastes de las relaciones de pareja, la fidelidad, la costumbre, los lazos familiares y cómo estos influyen en la forma en que nos relacionamos sentimentalmente con otros individuos. 

Escrito por Alan Estrada y Salvador Suárez, Siete veces adiós representa además un parteaguas para los musicales en México, al ser un trabajo original, no solamente en cuanto a la dramaturgia, sino hablando del soundtrack que acompaña a los protagonistas: temas originales compuestos por Alan Estrada, Jannette Chao y Vince Miranda. 

¿El amor es para siempre? ¿Existe el amor de mi vida? ¿Cuántos amor de mi vida caben en una sola vida? ¿Somos un cúmulo de historias en lugar de una sola historia para toda la vida?  Estas y más preguntas se hacen nuestros personajes para entregarnos un espectáculo lleno de magia, emociones y sobre todo mucho amor, un musical atípico que al igual que el amor mismo intenta recordarnos que estamos vivos y que enfrentarnos a un corazón roto siempre valdrá la pena. 

César Enríquez, Fernanda Castillo y Gustavo Egelhaaf son los protagonistas de este divertido drama, sin embargo la banda sonora se lleva las palmas por la maravillosa musicalización a lo largo de las dos horas de duración. Conformada por Iván Nuñez en el piano, Belén Ruíz en el cello, Javier Maldonado y Mitsuo Yoshiki en la guitarra, Pablo Yescas en el bajo e Irving Lima en la batería.  

Siete veces adiós, se presenta de viernes a domingo en el Teatro Ramiro Jiménez, los viernes a las 21:00 horas, sábados a las 17:00 y 20:00 horas y domingo a las 17:00 horas. 

Dramaturgia: Alan Estrada, Jannette Chao, Vince Miranda y Salvador Suárez. Dirección: Alan Estrada. Elenco: Fernanda Castillo, Gustavo Egelhaaf, César Enríquez, Diego Medel, Mónica Campos, Esván Lemus, Alba Messa, Lucía Covarrubias y Andrés Saráchaga.


Checa la galería fotográfica de esta puesta en escena: 

Fotos por: Melanie M. Pérez Aparicio