Reseña: La Persona Deprimida

 

 

Un inusitado monólogo que narra –en tercera persona–

el devenir de una mujer que sufre una depresión patológica.

 

 

Por: Melanie M. Pérez Aparicio

Todos hemos escuchado hablar de la depresión, algunos de nosotros la hemos tenido de cerca en algún familiar, amigo o ser querido, muchos más incluso la padecen día con día, lo cierto es que a nadie nos es ajena la idea de lo que esta condición hace en el ser humano.

La persona deprimida es un ser complejo de entender, es alguien que nadie quiere ser y mucho menos soportar, al menos así nos comportamos como sociedad expectante de un mal que aqueja a cientos de personas, y en esta adaptación del texto de David Foster Wallace se hace alusión a todas esos comportamientos, afecciones, sentimientos y voces. 

Este monólogo no es sino la representación de un alma deprimida, que apela a sus recuerdos para ir dando un viaje de cómo se consagra esta condición, que se remonta a una infancia donde el papel egoísta de padre y madre y su lucha por el poder tienen una gran influencia en la persona adulta en que se convertirá su hija. 

Al ser un monólogo sobre la persona deprimida es común pensar que estaremos frente a un espectáculo más bien triste y sombrío y sí, pero, abordado a través de un juego de matices que transita la ironía, la mofa, y un sarcasmo tan limpio que sin duda te sacarán más de una risa, sobre todo cuando te miras reflejado en el discurso de hartazgo de Carolina Politi, quien da vida a nuestra protagonista. 

 

 

Esta puesta en escena que se presenta en Teatro El Milagro no es un discurso para compadecer a nadie, no busca victimizar ni enaltecer la condición de una persona deprimida, más bien visibiliza y da voz a todos aquellos que callan, que esconden un trastorno como si de un pecado se tratara, es también una crítica a una sociedad pasiva e indiferente donde engloba también a terapeutas, psicólogos y psiquiatras que simulan un hilo de comunicación con su paciente. 

En este montaje se recurre a una caja negra donde se prescinde de elementos escenográficos y no vemos más que a Carolina Politi y una silla sin ocupar, y que enmarcan perfectamente la soledad, la angustia, la vulnerabilidad y la desesperación de no poder salir de este padecimiento, así mismo apela al sentido de concentración del espectador, donde es necesario abandonarse a sólo permanecer atento al discurso de nuestra protagonista, sin nada que distraiga la mente del tema central que siempre es La Persona Deprimida. 

No te pierdas este interesante monólogo los Jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 horas y domingos 18:00 horas en Teatro El Milagro hasta el 25 de abril. La entrada general la encuentras en $300 con descuentos habituales en taquilla. De venta en taquilla y boletópolis. 

 

Duración aproximada: 50 minutos. Clasificación: Adolescentes y adultos. Dramaturgia: David Foster Wallace, adaptación de Daniel Veronese. Dirección: Daniel Veronese. Elenco: Carolina Politi.