Crítica: "Wonder Woman"

Mayra L. Langle (@MayLob_)
13-06-17

Tras varios años de espera llega a la pantalla grande una de las heroínas más importantes del mundo DC, Wonder Woman, bajo la dirección de Patty Jenkins, quien es responsable del filme Monster(2003), su opera prima.

La dificultad de ser directora y mujer en una industria dominada por hombres se ve reflejada en los catorce años que tuvieron que pasar para poder entregar un segundo largometraje, a pesar de que el primero tiene un Oscar ganado por la increíble actuación de Charlize Theron. Y aunque la entrega de este filme es buena, a secas, siempre será menos juzgada que otras por ser una película hecha casi en su totalidad por mujeres.

La película cuenta la grata revelación de Gal Gadot, interpretando a Diana de manera monumental, fuerte, enérgica y dominante. La actriz israelí no sólo sorprende por su irresistible belleza, sino porque encaja perfecto en un papel que han decidido eterno y que, por fin, alguien le ha puesto un rostro. Y lo anterior es en lo que convergen todos los problemas de las películas de superhéroes, se preocupan más por encontrar a alguien que físicamente llene los requerimientos del personaje que por llenar al personaje de ideales y de propósitos más aterrizados, y es así como nos encontramos con una mujer maravilla perdida en sí misma, pues no termina de pertenecer ni a su mundo, las amazonas, ni al de los humanos.

Wonder Woman, como filme, levanta la estirpe del amor por encima de todo, manteniendo en todo momento una postura antiguerra y sobre todo, anti armas; Diana no es otra cosa más que una mensajera de esto, no es un personaje que lo haya pensado o lo descubriera por sí misma teniendo una evolución, simplemente se lo enseñaron desde pequeña y por ende, así tiene que ser. Repetición por encima del razonamiento.

En momentos se siente tan falso todo el universo planteado por el filme, que a partir de la segunda mitad, cuando la obra se hace eterna y pausada, nos da tiempo al espectador para pensar en el cómo es posible que hasta la mujer más poderosa del universo dejara el paraíso por perseguir a un hombre utilizando el primer pretexto que tuvo, y en tiempo record. Es ahí cuando el resultado del largometraje pierde todo el sentido, pues el punto del mismo era enaltecer a las mujeres, pero termina cayendo en estereotipos y gringadas que ya hemos visto repetidas veces, contraponiéndose a lo que se buscaba.

Y aunque los personajes principales son hacedores de acciones y provocadores de respuestas, más que personajes que evolucionan a lo largo del filme, funcionan bien y cumplen con su cometido, sin embargo la película está inundada de personajes secundarios que no aportan nada, están por estar y hay ocasiones en las que se les siente hasta estorbosos para las hazañas y el ya conocido camino del héroe.

El gran problema con Wonder Woman es que todos esperábamos un poco más que sólo una película más de superhéroes. La idealizamos y el resultado no es más que eso, una buena entrega de la DC. Excede en tiempos, pero no en efectos especiales. Tiene tantos aciertos como descuidos, sin embargo al final es una obra cinematográfica importante por lo que se intentó demostrar: las mujeres también pueden ser directoras, productoras, actrices y superhéroes.

Título: Wonder Woman
Año: 2017
Director: Patty Jenkins
Calificación: 3/5.

 

El hombre que vio...

Las hijas de Abril

Emma Suárez

Daniela Spalla