INSPIRACIÓN Y LEYENDA MAYA: “SELVA TRÁGICA”, LLEGA A CINES Y NETFLIX

Se proyecta en Cineteca Nacional y Cineteca Guadalajara, antes de su estreno en Netflix

 "Si escuchas voces en la selva, no volteas atrás"

Explorando la leyenda maya de la Xtabay -sobre un espíritu femenino que embruja a los hombres para tomar sus vidas- e inspirándose de manera libre en el libro "Caribal, Infierno Verde" de Rafael Bernal, la directora mexicana Yulene Olaizola nos trae su quinto largometraje, Selva Trágica, en el cual narra una intrigante historia que combina el western con el thriller y el drama, con toques de fantasía, en la que se cruzan de manera fatal los destinos de un grupo de hombres mexicanos y una joven mujer beliceña que busca escapar de un matrimonio arreglado.

Situada en los años 20, la película sigue a Agnes -interpretada por la debutante Indira Rubie Adrewin- en un intento desesperado por huir a través de la frontera entre México y Belice, en la profundidad de la majestuosa e intimidante selva maya, un lugar sin ley en el que las antiguas leyendas prevalecen y cobran vida inesperadamente.

Durante su peligroso viaje, la protagonista se encuentra con el grupo de trabajadores del chicle liderados por Ausencio, el capataz (Gilberto Barraza), quienes desconfían de la joven beliceña, al mismo tiempo que su belleza comienza a cautivarlos, detonando deseos profundos e incontrolables que llevaran la situación fuera de control.

Selva Trágica está ambientada en los años 20, durante la explotación del chicle o goma de mascar, en la región fronteriza entre México y Belice; los trabajadores, conocidos como chicleros, se internaban en la densa selva por largas temporadas de 8 meses. Selva Trágica lleva al espectador hasta este territorio hostil y lo hace testigo de los conflictos humanos que ahí se gestan. La selva es una entidad viva, hostigada por esos hombres que intentan robar sus tesoros; pero ella toma revancha de diferentes maneras, con sus plantas venenosas, nubes de mosquitos, animales feroces, y con el encanto de criaturas misteriosas.

Filmada en las profundidades de la selva maya, en la frontera entre Quintana Roo y Belice, la película nos transporta 100 años atrás en el tiempo gracias a un impecable trabajo en los apartados de diseño de producción y dirección de arte (Luis Rojas Luino), y vestuario (Samuel Conde).

De igual manera, sobresale la fotografía a cargo de Sofia Oggioni, quien nos otorga una imagen cruda y misteriosa de la majestuosa selva maya con un color verde intenso; esta jungla parece estar respirando mientras la contemplamos y esto se complementa perfectamente con el trabajo del diseño sonoro, en manos de José Miguel Enríquez, y de la mezcla de sonido -cortesía de Jaime Baksht y Michelle Couttolenc, recientes ganadores del Oscar-, con el cual logramos escuchar claramente cada paso a través del suelo selvático y cada hoja que se mueve por el viento.

También es de destacar el score compuesto por el experimentado músico Alejandro Otaola (Santa Sabina, Cuca), la música que acompaña a cada escena logra edificar un bello paisaje sonoro que construye una atmósfera de ansiedad, desconcierto y duda.

Cada elemento de esta película es controlado desde la precisa dirección de Yulene Olaizola, quien también escribió el guión junto a su compañero Rubén Imaz, después de tener un viaje introspectivo a través de la selva maya, lugar que conectó con ella para inspirarla a dirigir su película más ambiciosa. Durante siete semanas, la directora y su crew se adentraron en la jungla, en lo que fue una ardua jornada que por momentos resultó peligrosa en un intenso rodaje.

Tras haber triunfado en prestigiosos festivales de cine como los de Venecia -donde ganó los premios de la Crítica Independiente a Mejor Dirección y Sorriso Diverso a Mejor Película Extranjera-, Mar del Plata -llevándose el Premios FIPRESCI- y Guadalajara -ganando el premio a Mejor Fotografía-, entre otros; Selva Trágica se exhibirá en las Cinetecas de CDMX y Guadalajara a partir del 3 de Junio durante 8 semanas, además de que se estrenará en Netflix el 9 de Junio y podrá verse en 190 países.

¿Te atreves a entrar en las profundidades de la selva trágica y a ver a la Xtabay a los ojos?

Trailer "Selva Trágica"